Etiquetas

Argentina (29) Bolivia (15) Brasil (4) Chile (7) Costa Rica (4) Cuba (1) Ecuador (5) Guatemala (6) Honduras (3) México (10) Nicaragua (4) Panamá (3) Perú (15) Uruguay (3)

lunes, 29 de enero de 2007

San Juan de Iruya

Como nosotros no nos ibamos a conformar con hacer lo que hace el 99% de los turistas e ir a visitar la cercana ciudad de San Isidro, ni cortos ni perezosos, la tarde de nuestra llegada a Iruya arreglamos con un guia local para que nos llevara a la población de San Juan a unas 4 horas y media caminando (y a la que solo se podía ir a pie pq no existía carretera alguna que condujera a ella), para lo que al día siguiente nos dimos un madrugón considerable y nos pusimos en marcha.

El camino a San Juan resulto ser una maravillosa experiencia en la que transitamos por increibles paisajes totalmente rodeados de montañas y disfrutando de la compañía del no excesivamente comunicativo Omar, nuestro guia, natural de la ciudad a la que nos dirigíamos:



Entre la poca información que le sacamos, estaba la de que en San Juan solo vivían 12 familias (todas ellas Kolla) para una población aproximada de 70 personas y que estaban totalmente incomunicados, sin electricidad, y obteniendo de fuera simplemente los productos que se podian llevar a lomo de burro desde Iruya.

Nos contó que cada familia se autobastecía con lo que les daba la tierra que plantaban y con el ganado que poseían.

Y así, caminando caminando, con Omar siempre al frente llegamos exhaustos a San Juan ...





... donde nuestro amable guia nos dirigió hacia la casa de la unica familia que ofrecía alojamiento a los turistas, la de la familia Zambrano - Ramos.

La experiencia en San Juan fue absolutamente impagable. La familia, compuesta por un matrimonio y sus 5 hijos (el mayor de unos 12 años) nos acogio de forma maravillosa. Comimos las deliciosas comidas que preparaba la señora sin dejar de sentirnos un poco incomodos pues nosotros lo haciamos en una mesa en nuestra habitacion mientras que ellos lo hacian en el suelo, vimos como los mas mayores ayudaban en tareas realmente duras: es increible ver como un crio que apenas te llega por la cintura despelleja un carnero recien carneado o como una pendeja de 7 años domina a pedradas perfectamente a 5 chivos y una oveja.

Tras pasar todo el mediodia y gran parte de la tarde paseando y admirando las montañas fuimos a hacer unas fotos del pueblo y os juro que por momentos nos sentimos como extraterestres, ya que literalmente eramos los dos unicos turistas que paseaban por sus calles y era graciosisimo ver como los niños nos seguian y cuando les mirabamos se escondian para que no les vieramos.

Eso si hubo una cria que nos abordo y nos pidio que le sacaramos una foto y luego despues nos pidio que le dejaramos la camara para que ella hiciera alguna. Os juro que era emocionante ver como la niña, que se llamaba Ayelene, miraba absolutamene incredula de que lo que ella veia en la pantallita de la camara de Vivu y lo que habia detras de la lente era lo mismo. No os exagero si digo que la cria saco 50 fotos en 15 minuntos. Todo le llamaba la atencion, desde un burro hasta su diminuto (aunque bravisimo) perro Pichi y todo lo inmortalizaba en una instantanea. La mentablemente la conexion es tan mala que no puedo subir mas fotos pero prometo que en el futuro pondremos alguna de las fotos que hizo la niña.

Tras todo esto nos dirigimos hacia la casa en la que parabamos acompañados de Ayelene que al parecer era familia directa de nuestros anfitriones. Nos extraño mucho saber que su madre no la dejaba ir a visitar a sus tios pq el dia antes nos habian estado contando que la comunidad Kolla era una piña y sin embargo en el lugar mas representativo de dicha comunidad ocurria esto. Y mas nos choco que al encontrarnos con su tio, que nos saludo a nosotros calidamente, no tuvo ni una mirada, ni una palabra para su sobrina.

Con un poco de sabor agridulce volvimos a la casa donde le preguntamos a Jacinta, nuestra anfitriona si siendo solo 12 familias tenian algun tipo de organizacion para coordinarse en lo que plantaba cada uno y su respuesta nos dejo helados cuando nos dijo que en el pueblo nadie se preocupaba por nadie, que no tenian ningun tipo de coordinacion y que si algun dia necesitaba ayuda para plantar unas simples patatas, tenia que pagarle a algun vecino pq de lo contrario nadie se la prestaba.

Todo esto nos choco con lo que nos habian contado en Iruya y nos dejo un poco tristes, aunque la tristeza se paso en cuanto aparecieron los niños de la familia y estuvimos juganodo con ellos a mil cosas hasta que se hizo tan de noche que no veiamos nada.



Cuando la cena estuvo lista, nos sorprendimos disfrutando de un maravilloso guiso de arroz y cordero a la luz de las velas (recordad que no habia electricidad en todo el pueblo), sintiendonos felices por estar en un lugar tan sencillo y especial.

A la mañana siguiente nos despertamos muy temprano con la intencion de ir a la vecina poblacion de San Isidro (sin sospechar la aventura que iba a suponer eso) y antes de partir nos hicimos una foto con Jacinta, la madre de esta increible familia, que tan bien nos habia acogido y los hijos que a esa hora estaban despiertos.





Estamos muy agradecidos a todos ellos por hacernos sentir tan maravillosamente bien en un lugar tan lejano, por su hospitalidad y por todas las cosas que nos contaron y de las cuales aprendimos tanto.

6 comentarios:

Duffman dijo...

Me sorprende en que lugares tan inhóspitos como estos encontréis algún punto de conexión para no perder la comunicación con el mundo exterior. Un saludo.

Vivu y Pepe dijo...

En realidad el blog va con varios días de retraso con lo que en realidad estamos viviendo. Ahora mismo estamos en un pueblo que se llama La Quiaca, justo en la frontera entre Bolivia y Argentina. El pueblo es relativamente grande y tiene varios cibers, aunque las conexiones son lamentables y subir las fotos lleva una eternidad. Mañana cruzaremos definitivamente la frontera rumbo al salar de Uyuni (via Tupiza).
Un abrazo.

Fernando "Canario" dijo...

que pasa Pepillo !! Ya veo que todo bien por ess mundos de dios. Me alegro me alegro... y lo que queda todavia.... esta tarde estaba viendo las fotos con una amiga y bueno.... Precioso eso eeeeh Y que risas los videos. Me alegro de que les este saliendo todo sobre ruedas y seguro que seguira asi. Un beso pa ti y otro pa Vivu. SUERTE y SALUD !!

vero (yanyito) dijo...

Que fuerte este relato. Que lindo, que intenso, que viaje que se están pegando. Estoy segura de que a esto fueron y me alegro mucho de que les este saliendo así.
Otro tema más banal... frodo te queda muy bien la barba y bigote! jaja! yeaah! vivaracchhhh quiero fotos de llamas! jajaj! besos enormesssss!!!

Vivu y Pepe dijo...

Ya te dije por el messenger que lo unico que hacemos nosotros con las llamas es comernoslas jeje ... gracias por las consideraciones esteticas.

Canario, un abrazo desde el cono sur ¿sigues por Amsterdam?. Espero que todo te vaya de PM

Clasifimax dijo...

:-)