Etiquetas

Argentina (29) Bolivia (15) Brasil (4) Chile (7) Costa Rica (4) Cuba (1) Ecuador (5) Guatemala (6) Honduras (3) México (10) Nicaragua (4) Panamá (3) Perú (15) Uruguay (3)

jueves, 22 de febrero de 2007

Carnaval de Oruro, ¡el mayor espectáculo del mundo!

La preparación

Llegamos a Oruro con un par de días de antelación a los que iban a ser los dos grandes del carnaval (sabado 18 y domingo 19 de feb) con el fin de no tener problemas para encontrar alojamiento.

Nada más bajarnos del autobús, frente a la misma estación nos pusimos manos a la obra de conseguir un lugar decente para dormir, y desde el principio nos dimos cuenta de que la tarea no iba a ser precisamente fácil.

El primer lugar en el que preguntamos, un hotelucho de dos estrellas nos dejó helados cuando nos dijo que reservar una habitación salía por 270 dolare$$$ (o lo que es lo mismo, más de 2100 bolivianos) por las 3 noches del fin de semana carnavalero .

Todavía con el susto metido en el cuerpo seguimos preguntando por lugares cercanos a la estación (no queríamos ni imaginarnos como podían estar los precios por el centro) hasta que encontramos un lugar bastante decente que cobraba la "módica" cantidad de 20 dolares por persona y noche ( es decir 120 la habitación por los tres días que tampoco está nada mal) y que de todos los que vimos era el que mejor espina nos dió (había cada zucucho inmundo que no os podeis ni imaginar.

Ya solucionado el tema del techo en el que cobijarnos fuimos a arreglar el otro asunto importante para que el carnaval fuera perfecto: los asientos en el recorrido para poder disfrutarlo de la mejor manera posible.

Conseguimos unos bastante decentes por 80 bolivianos (8 euros), aunque si algún día vais para allá os recomiendo que os ahorreis ese dinero, pues a la hora de la verdad cada uno se sienta donde puede y algunas personas (como por ejemplo Vivu) lo hacen directamente más allá de las vayas en el mismísimo recorrido por donde van los bailarines. Además paradojicamente, los lugares donde los precios eran más altos (hasta 50 dolares pedían) como en la plaza mayor eran de los peores pues los participantes apenas tenían espacio para moverse.

Y tras todo esto dedicamos la tarde del Jueves y el día entero del viernes a básicamente no hacer nada y descansar para la que se nos venía encima.

El Carnaval



Vivir el carnaval en Oruro resultó una experiencia absolutamente única e increible. Declarado Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad por la UNESCO, por el recorrido que discurre desde un poco más allá de la terminal de buses hasta la iglesia donde se encuentra la Virgen del Socavón, danzan cada día más de 30.000 bailarines para el regocijo de más de 600.000 espectadores (según leímos en un diario local al día siguiente), en un espectaculo de un colorido y espectacularidad sin igual:

Además tuvimos la suerte de disfrutar de este fantástico acontecimiento junto a amigos bolivianos los dos días que nos explicaban todos los detalles de lo que estabamos viendo lo cual fue una experiencia impagable.

El sabado lo vivimos junto a Juan, un teniente del ejercito boliviano y su familia, con los que compartimos un montón de risas y alguna que otra cerveza y que nos dejó un poco preocupados ya que nos dijó que realmente la posibilidad de una guerra civil en Bolivia en un futuro no muy lejano no era ni mucho menos descabellada.

Con Juan, en las gradas del carnaval.

Y el domingo lo pasamos junto a la familia de Efrain e Hilda, los dos bolivianos con los que habíamos hecho la excursión al salar de Uyuni y a los que no podemos más que agradecer su impagable hospitalidad (no sólo a ellos sino a toda su familia que nos hizo sentir realmente como en casa)

Como un Orureño más.

Volviendo al carnaval, nos llamó la atención lo presentes que estaban los colores de Bolivia durante todo el desfile, en un derroche de nacionalismo, que hacía difícil de creer que realmente el país pudiera estar al borde de una crisis tan seria:


Sin olvidar por supuesto la bandera Whipala, simbolo de la unidad de los pueblos indígenas desde Ecuador hasta el norte de Argentina, que tanta fuerza esta tomando en Bolivia tras el advenimiento de Evo Morales como presidente del pais.

Afortunadamente, durante todo el tiempo que duró el evento la lluvia nos respetó, especialmente el Sabado que lució un sol radiante durante todo el día, lo cual puede parecer contradictorio a la vista de las siguientes fotografías:

Y es que toda esa cantidad de impermeables y paraguas iba destinada a protegerse de la mejor manera posible de la lluvia de globos de agua y de la cantidad inconmensurable de espuma en spray que le caía a uno cada vez que se producia un mínimo descanso en el danzar de las diferentes comparsas ... Y es que a 1 boliviano (10 cents de euro) la bolsa de 10 globos de agua, os podeis imaginar la cantidad de bombas de agua que lanzamos:

Como ya contabamos antes, el acceso al recorrido donde estaban los bailarines no estaba controlado en absoluto (de hecho Vivu se pasó todo el sábado sin moverse demasiado del lugar donde más arriba la podeis ver sacando una foto, lo que además le dejó como regalo una terrible ampolla en el labio que para más inri se infectó, así que hasta día de hoy sigue curandoselo), razón por la cual era bastante fácil salir a bailar con los mismos y tomar fotografías tan divertidas como estas:

De entre todos los grupos que se pueden ver carnavaleando, lo más característico del carnaval de Oruro, y quizás lo más espectacular, es La Diablada, con sus máscaras imposibles:


Y uno de los lugares más populares, donde se puede apreciar el carnaval sin necesidad de pagar nada (eso si, sin gradas tb) es el santuario de la Virgen del Socavon. Como el carnaval no es una época para mostrar virgenes ni iglesias, sino para todo lo contrario, aquí dejamos unas fotos para que veais el impresionante ambiente que se vivia en los alrededores del templo:

Y como tampoco hay nada más que contar, aparte de admirar la pericia de los carteristas bolivianos (y de cagarme en la madre que par ... a al menos uno de ellos), que se dieron maña para robarme la cartera que llevaba en uno de los bolsillos de alante de mis vaqueros (nada importante: unos 40 euros al cambio y mi DNI que para el caso estaba apunto de caducar), aquí os dejamos otras cuantas fotos que por una u otra razón nos parecen dignas de aparecer en este humilde blog:

Eso si, alguien seguramente sabio un día dijo que "una imagen vale más que mil palabras". Seguramente si hubiera conocido la tecnología actual habría añadido: "y un video más que mil imágenes", y como seguramente 10 videos valgan bastante más que uno sólo, aquí os dejamos precisamente esa cantidad para que sintais un poquito más cerca lo que significa la irrepetible experiencia que supone estar en el carnaval de Oruro:





















4 comentarios:

Dani dijo...

Hola Vivu y Pepe!!!Que se siente ser un "sin papeles" en el tercer mundo? Jeje, perdona por no escribir nunca pero he seguido muy de cerca todas vuestras andanzas. Espero que siga todo bien, mucha suerte!! Un abrazo,
Dani

Chichi dijo...

Hola!!! Venia muy atrasada con la lectura del blog, debo decir que sus relatos, las fotos y los videos son buenisimos, disfruto un monton siguiendolos a traves de sus palabras. Nos acordamos mucho de uds, nos vamos a tomar unas pintas a su salud la semana que viene en St Patrick's! Un beso grande, que sigan disfrutando de Latinoamerica :)

Sal Paradise dijo...

buenisimo gente, desde aca les mando mis mas sanas envidias y saludos, jose tus relatos son cojonudos, un abrazo!

lilisur dijo...

Me encanto tu blog...muy entretenido y completo!!!

Saludos....desde BOLIVIA!!!!