Etiquetas

Argentina (29) Bolivia (15) Brasil (4) Chile (7) Costa Rica (4) Cuba (1) Ecuador (5) Guatemala (6) Honduras (3) México (10) Nicaragua (4) Panamá (3) Perú (15) Uruguay (3)

lunes, 29 de enero de 2007

Tilcara

Tras un breve viaje en bus desde Purmamarca llegamos a Tilcara que como deciamos antes estaba en plena celebracion del enero tilcareño: un festival donde la musica se apodera de todos los rincones de la ciudad a ritmo de folclore principalmene y que cuando nosotros llegamos estaba en su cenit, pues era viernes por la tarde y el festival terminaba el domingo.



Tras un breve paso por la oficina de turismo donde nos indicaron un par de lugares donde podiamos alojarnos, acabamos llamando a la puerta de una casa a un par de calles escasas de la plaza del pueblo. Nos abrio Cesar, el dueño de la casa y tras una dura negociacion por parte de Vivu acordamos que nos quedabamos en la cochera que el tipo tenia perfectamente acondicionada por el modico precio de 17,5 pesos la noche.

La habitacion era para compartir con dos chicos de Cordoba: Carlos y Javi. Dos autenticos fenomenos con los que mas tarde pasariamos una noche inolvidable y a los que el dia que vuelva por Argentina sin ninguna duda ire a visitar a su ciudad, de la que todo el mundo habla maravillas (pero no a Carlos Paz a donde al parecer van todos los porteños pelotudos que hay en el mundo jeje ... Saludos amigos, si algun dia pasais por España no dudeis en avisarnos)



Pero vamos por partes. La primera noche que pasamos en Tilcara nos fuimos a una peña a cenar (alli probamos por primera vez la carne de llama) y despues estabamos tan cansados que tras estar un ratito en la plaza viendo a las murgas nos fuimos a dormir directamente.

El dia siguiente lo empleamos para descansar pues veniamos muertos de tanto dormir en carpa y lo pasamos casi entero durmiendo hasta por la tarde que estuvimos un rato con el resto de las chicas que habian decidido parar en un camping.

Cuando volvimos a la casa de Cesar, esta estaba llena de sus familiares y amigos, alguno de los cuales para esa hora ya habian tomado un "par" de cervecillas. El caso es que nos acogieron de maravilla y nos invitaron a comer pollo en escabeche y a beber con ellos. Todo fue muy divertido hablando sobre mil y una historias y tomando cerveza y calimocho (que me entere que por el Norte y la zona de Cordoba tambien le dan duro, aunque en este ultimo lugar lo llaman "rifle")



Al del sombrerito del centro que se llamaba Jose y era oriundo de San Salvador de Jujuy le prometi que el dia que volviera a España le iba a enviar una camiseta del Real Madrid para su hijo, asi que espero que el tiempo no me haga faltar a mi palabra.

El caso es que ya un poco entonados nos fuimos con los dos cordobeses a cenar algo y a comprar Fernet (que es como el Martini pero con sabor amargo y que por toda la Argentina causa sensacion mezclado con CocaCola) y despues volvimos a la casa donde nos unimos a unas chicas de Tucuman que tambien estaban parando alli ... y ese fue el principio del fin pq una de ellas saco una de esas pipas gigantes que se les pone algun liquido abajo y se mezcla con tabaco (o lo que proceda jeje) que al parecer habia traido de un viaje suyo por Israel. Y yo que nunca he fumado ni un simple cigarrillo pues os podeis imaginar como acabe tras (siempre segun version de los cordobeses pq yo no me acuerdo de nada y Vivu no estaba presente) fumar demasiado y demasiado rapido ... De lo que si que me acuerdo es de estar vomitando por el balcon de la casa y de como me llevaron a dormir absolutamente amarillo ... Lamentable estampa, para que nos vamos a engañar, aunque por lo menos me sirvio para cogerle aun mas, si cabe, aversion a todo lo que suponga meterse humo en los pulmones.

Milagrosamente a la mañana siguiente me levante sin nada de resaca asi que decidimos ir a visitar la Garganta del Diablo (me pregunto cuantas gargantas con ese nombre habra en el mundo), para lo que tuvimos que caminar mas de dos horas por parajes tan hermosos como el de la foto de abajo.



En la ultima parte del recorrido tuvimos como guias de excepcion a tres chicos de San Salvador de Jujui que ademas de llevarnos hasta la cascada nos contaron un monton de cosas interesantes sobre la zona y sobre Jujui. Las fotos que saco Vivu con su camara son absolutamente impresionantes, pero dificultades tecnicas (este ciber es una mi...) me impiden subirlas asi que si algun dia tenemos tiempo ya las colgaremos.

Con mi maquina apenas saque este par de fotos, una de Vivu con los jujeños y la otra de la cascada que creo que esta bastante aceptable.



A la mañana siguiente, antes de partir hacia Humauaca visitamos el Pucara (con tilde en la ultima a) de Tilcara. Un Pucara es una fortaleza defensiva en lo alto de un cerro a cuyos pies se asentaban las poblaciones indigenas antes de la reconquista (en las ruinas de Quilmes ya habiamos visitado uno). La visita al Pucara nos tenia reservada una sorpresa y es que, recien llegamos nos invitaron a ver una capada de caballo.



El de arriba es el pobre animalito al que le estan preparando para hacerle la "gracia" de su vida. Tenemos incluso un video de la "ceremonia", pero es tan escatologico que en nombre del buen gusto vamos a a abstenernos de subirlo a la red.

Tras salir con un mal sabor de boca enorme por el espectaculo al que habiamos asistido nos dispusimos a ver el Pucara propiamente dicho. El de Tilcara es mucho menos espectaculara que el de Quilmes, pero aun asi merece la pena visitarse si se pasa por esta ciudad jujeña:

Ademas siempre se puede conocer a gente interesante como la señora de la foto de arriba que demostrando una sabiduria increible, se dio cuenta un dia que no tenia nada interesante que decir y desde entonces permanece callada.

Ademas, en el mismo recinto, se encuentra un "jardin de altura" con infinidad de cactus diferentes y otras plantas tipicas de lugares elevados como Tilcara (que esta a mas de 3500 metros sobre el nivel del mar) y donde Vivu se sintio feliz con tanrtos amiguetes cactus rodeandola =D

Y poco mas daba de si la ciudad. Asi que tras recoger nuestras cosas de la casa de Cesar enfilamos camino de la estacion de autobuses con tiempo eso si para hacernos una foto con la bandera Whipala (que es la de los pueblos indigenas que pertenecian al imperio Inca ante de la llegada de los españoles y que corresponderian a los territorios que van desde Ecuador al norte de Argentina).

1 comentario:

Josefina dijo...

Tilcara es un lugar donde uno puede quedarse muchos días y aún quedarle mucho por hacer ¿no? Tilcara es un lugar donde se pueden efectuar muchas excursiones a pie o en excursiones organizadas o particulares sin demasiado costo. Excelente el relato de tu experiencia en Tilcara!

Josefina - Hotel en Tilcara