Etiquetas

Argentina (29) Bolivia (15) Brasil (4) Chile (7) Costa Rica (4) Cuba (1) Ecuador (5) Guatemala (6) Honduras (3) México (10) Nicaragua (4) Panamá (3) Perú (15) Uruguay (3)

jueves, 8 de febrero de 2007

Tupiza

A eso de las 18 de la tarde llegamos a la estacion de trenes de Tupiza. Como el tren paraba 30 minutos antes de ir hacia Uyuni fuimos a averiguar si podiamos comprar billetes para ir inmediatamente a la ciudad del salar.

En un principio el vendedor nos volvio a decir que no habia billetes, pero ante nuestras suplicas (sin dinero de por medio) nos dijo que en realidad se habia fijado bien y si que quedaban dos billetes.

Cuando estabamos decididos a comprar los billetes, aparecio por alli una chica Argentina que nos dijo que no nos podiamos ir de Bolivia sin conocer Tupiza, ya que esta era una de las ciudades mas hermosas del pais.

Asi que nos lo jugamos a cara o cruz y salio marchar hacia Uyuni, pero pasamos de la suerte y decidimos quedarnos en Tupiza ya que hasta el vendedor de los billetes nos decia lo mucho que merecia la pena.

Salimos de la estacion y nos abordaron innumerables personas ofreciendonos alojamiento. Nos decidimos a ir con un chico que nos decia que habia habitaciones en un hostal cercano a 25 bolivianos (2,5 euros) por persona ... de forma que tras visitar otro lugar nos decidimos a hospedarnos en nuestro primer hostal de la cadena Hostelling International:


Este tipo de hostales, para quien no los conozca, se caracterizan por estar lleno de jovenes extranjeros que visitan el pais correspondientes. En este caso no iba a ser una excepcion, y salvo dos chicos españoles del Pais Vasco y la argentina que nos habia dicho lo mucho que merecia la pena conocer Tupiza, de todas las demas personas que conocimos, ninguna hablaba la lengua de Cervantes.

Tras pasar el resto de la tarde descansando y haciendo nada, casi sin darnos cuenta ya estabamos en el dia siguiente, el cual aprovechamos para ir a conocer un poco la ciudad.

Como todas las ciudades de por aqui tenia una hermosa iglesia (en este caso Catedral) ...

... pero esta ademas tenia un hermoso mirador desde el que un Cristo blanco observaba dia y noche a las gentes y los edificios de la ciudad.

Y desde el mirador se podia comtemplar como la ciudad estaba absolutamente incrustada entre las montañas que la rodeaban:


Tras caminar un rato mas por las calles de Tupiza, y como no me sentia demasiado bien aquel dia, decidi ir a encerrarme toda la tarde a internet, mientras Vivu por su parte se iba sola a conocer el Cañon del Inca que nos habian dicho que era una caminata que merecia mucho la pena.

Como yo no estuve presente, le cedo a ella la palabra (o mas bien el teclado) para que por primera vez (esperemos que no sea la ultima) os cuente de primera mano como fue su aventura en solitario:

Bueno, por una vez, vamos a cambiar de redactor (a ver si empieza a haber un poco de acento argentino en el blog, no?).

El Cañon del Inca esta a unos 8 km de la ciudad de Tupiza (unas 2 horas caminando de ida y otras 2 de vuelta). Hay excursiones que te llevan alla a caballo o en 4x4 (toda la gente que vi iba a caballo), pero como me dijeron que se podia ir caminando, me mande sola a pata hasta alla.

Me habian indicado que para llegar habia que ir primero a un pueblo que se llama Palmiras, a unos 2 km mas o menos de Tupiza, y ahi doblar a la derecha, despues de pasar una pileta llamada "El Vergel".

Bueno, costo un poco encontrar Palmiras, no fue tan facil como parecia, ya que resulta que el pueblo no era un pueblo exactamente, sino que eran solo unas pocas casas construidas sobre la calle principal (de tierra), y casi me lo paso.

Ahi tratando de encontrar el camino hacia el cañon, me encontre con un grupo de pibes argentinos que se estaban yendo a pasar la tarde tomando ceverza en la plaza de Tupiza, pero al final decidieron venir conmigo, asi que nos fuimos todos juntos (despues me lo agradecieron muchisimo porque sino se lo hubiesen perdido, ya que no tenian idea de la existencia de ese lugar).

El camino para llegar al cañón es increible, muy lindo, con montañas puntiagudas bien rojas, montañas verdes, unos colores impresionantes.

Si notan en esta foto de arriba, el guia va con dos caballos, y esto es porque volvia a buscar a uno de los turistas que iba encima y se habia caido muchisimos metros mas atras (mientras ibamos caminando escuchamos unos gritos, y a los segundos vemos a tres caballos galopando como locos sin nadie arriba.... y atras, al guia tratando de alcanzarlos... Despues encontramos a las personas, una tirada en el piso que parecia que estaba muy mal, pero por suerte no tenia nada, realmente la sacaron re barata gracias a Dios).

Antes de llegar al Cañon del Inca se llega a un lugar que se llama "La Puerta del Diablo", que es como una pared gigantezca, de color rojo bien fuerte, rota en el medio (no se sabe si x causa natural o artificial), que es como si fuera la entrada del camino que va hacia el cañon.

En el medio, antes de llegar, esta lo que se conoce como el "Valle de los Machos", lugar que recibe muy bien su nombre, y con la foto que les muestro aca se van a dar cuenta porqué:

Finalmente, despues de haber caminado durante 2 horas sin agua (porque como los chicos no venian preparados para hacer una caminata así, venian sin nada, y la poca que tenia yo se acabo enseguida), llegamos al Cañon del Inca. Es muy lindo, pero la verdad que todo el trayecto es increible, no solo eso.

La vuelta entonces fue un poco sedienta, pero valio la pena. Si algun dia estan en Tupiza, es una caminata que les recomiendo hacer.

Por suerte ya cuando estabamos de vuelta en Palmiras, pasó un colectivo que por 1 boliviano nos llevaba hasta el centro de Tupiza (1 boliviano son 0,40 centavos de peso), asi que ni lo dudamos.

Aca me despido y le cedo de nuevo el teclado a José (ya que sinceramente me da un poco de fiaca esto de escribir.... =). Pero bueno, espero volverlo a hacer mas adelante....

No hay comentarios: